Osteopatia-pediatricaLa osteopatía cráneo-sacral contempla el cuerpo humano desde una visión global: todo en él está conectado. Además, nuestro cuerpo está dotado de un alto grado de perfección que le confiere a sí mismo la posibilidad de autorregulación, autodefensa y autocuración. Pero, para que el cuerpo funcione bien, todas sus estructuras deben funcionar correctamente. El dolor es una señal de que algo no va bien.

Partiendo de que existe una unidad entre cuerpo y mente, en la que la estructura de un órgano influye en su función y viceversa, y considerando que las diferentes partes del cuerpo están relacionadas a través de distintos sistemas, como el sistema nervioso, el aparato circulatorio, el circuito linfático o el tejido conjuntivo, como especialista en osteopatía, trato a la persona a partir de su estructura física; trabajo para restaurar el equilibrio y las funciones.

Los osteópatas utilizamos el sentido del tacto y manipulamos el cuerpo mediante estiramientos y técnicas manuales que incrementan la movilidad de las articulaciones. Así se alivia la tensión muscular y aumenta el torrente sanguíneo que llega a los tejidos, favoreciendo que se activen los mecanismos de curación propios del cuerpo que, por alguna razón, pueden estar comprometidos.

Los profesionales de las osteopatía cráneo-sacral tenemos las manos entrenadas para detectar, mediante el movimiento de las estructuras corporales, alteraciones funcionales que, a veces, no llegan a ser patologías y pueden pasar desapercibidas. También podemos aconsejar sobre la postura de trabajo o proporcionar ejercicios que promuevan la recuperación y prevengan daños habituales.

La osteopatía cráneo-sacral tiene como objetivo restablecer el buen funcionamiento del cuerpo. Las técnicas y el tratamiento siempre es personalizado para cada paciente y su dolencia en cada momento. La osteopatía cráneo-sacral puede ayudar a prevenir y aliviar distintas patologías, entre ellas:

  • lumbalgia
  • ciática
  • cervicálgia
  • mareo
  • vértigo
  • migraña
  • dolor de cabeza tensional
  • tendinitis
  • dolor menstrual
  • cólico del lactante
  • acidez estomacal
  • dolor pre y postoperatorio
  • otitis repetitivas
  • problemas de deglución…